Inicio
E3A
Soluciones Empresariales

Usted está en: Inicio » Noticias » Las 10 formas en que las empresas pueden reducir el fraude corporativo

Las 10 formas en que las empresas pueden reducir el fraude corporativo

Facturación fraudulenta, soborno, manipulación de estados contables. En el año 2008, las empresas en EE.UU. perdieron un monto estimado en U$S 994 mil millones debido al fraude corporativo.

06.09.2009. | Noticias Competitividad

Con la economía de hoy forzando recortes de presupuesto y reorganizaciones, la presión para que los individuos cumplan con sus objetivos de desempeño es elevada. Y también el riesgo de fraude”, dice Jonathan. “Cada cambio en la empresa presenta otra oportunidad para que los individuos sobrepasen controles en su búsqueda de llenar sus bolsillos o de progresar dentro de la organización.
Conforme al informe de ACFE Reporte a la Nación sobre Fraude y Abuso Corporativo, en el año 2008, la actividad fraudulenta provocó a las empresas norteamericanas una pérdida del 7% de su ingreso anual (la misma fue del 5% del año 2006).

Sin embargo, el reporte también muestra que las compañías que habían implementado medidas anti-fraude sufrieron pérdidas significativamente menores que aquellas que no las hicieron.
Marks sugiere que las organizaciones sigan estos 10 pasos para ayudar a combatir el fraude corporativo:

1.Evaluar el riesgo. Identificar qué actividades son tercerizadas, se mueven entre distintos grupos y trascienden los límites de la organización, y qué actividades son desarrolladas por el directorio, alta gerencia, empleados, proveedores, clientes, competidores y contratados. El reconocimiento de los puntos de riesgo determina dónde deberían implementarse mecanismos de prevención y detección.

2.Evaluar la cultura de la organización. Identificar el tono ético de la entidad y los puntos de presión que pueden motivar a los empleados a cruzar la línea. Los empleados que no tienen en claro las expectativas éticas de la firma pueden encontrar más fácil la racionalización de un comportamiento fraudulento.

3.Saber a quién contratar. Contacte las referencias y verifique la historia educacional de empleados potenciales antes de contratarlos. Reúna antecedentes criminales y financieros de potenciales empleados en posiciones financieramente sensibles.

4.Genere un ambiente propietario. Los empleados que actúan y se sienten como dueños de la compañía son menos propensos a cometer robos. Una cultura propietaria promueve una responsabilidad compartida con los éxitos y fracasos de la organización y una fuerza de trabajo más comprometida.

5.Elimine las tentaciones. Desde un punto de vista de seguridad, las organizaciones deberían efectuar intentos de vulnerar su propia red con los mismos medios que utilizan los hackers, para asegurarse de que el acceso a Internet y los sistemas de control son seguros. Los auditores internos deberían ser responsables de asegurar la efectividad del control interno de la organización.

6.Mantenga informados a sus empleados. Asegúrese de que los empleados conocen y comprenden las nuevas políticas y procedimientos. El entrenamiento anual sobre ética para toda la organización ayuda a asegurar que un mensaje consistente se transmite a todos los empleados. La mayoría de las organizaciones entienden que un ambiente fuertemente ético alienta al autocontrol, incrementando de esta forma el nivel de vigilancia mucho más allá de lo que proveen los métodos de control interno por sí solos.

7.Establezca una “hotline”. Conforme con la ACFE, al menos el 60% de todo el fraude es descubierto a partir de pistas dadas por los empleados. Establezca una línea anónima de reporte que los empleados puedan usar si saben o sospechan de un fraude. Cuando llegue un llamado, actúe rápidamente para confirmar la validez del mismo y tome acciones si fuera necesario.

8.Establezca mecanismos de detección. Los ejecutivos deberían establecer una combinación de auditorías internas y auditorías sorpresivas por parte de la alta gerencia, para ayudar a asegurar que están siendo formuladas y respondidas las preguntas correctas en todos los niveles de la organización. Esta vigilancia debería extenderse a sucursales y ubicaciones remotas.

9.Implementar controles. Mientras la mayoría de los fraudes ocurre en los rangos no gerenciales, los fraudes cometidos por ejecutivos y gerentes son los más costosos. Cree un comité para supervisar a todos los niveles. Cuando la gente sabe que es vigilada, es menos probable que cometa un delito.

10.Tome acción. Si se detecta un fraude, implemente un plan de respuesta rápida con estrategias para investigar, reportar y procesar las malas conductas, fraudes o corrupción. Seguir procedimientos es crítico para asegurar que no se pasa por alto un comportamiento cuestionable. Luego implemente los controles para prevenir que un tipo específico de fraude no ocurra nuevamente.

Comparte: Facebook | Califica: Regular Bueno Excelente | Visitas: 1064

E3A © 1993- 2015 | Contactos | Consultas | Biblioteca | Noticias |
Diseño Web - Posicionamiento Web